top of page

Convertirse en primavera

Nunca se puede garantizar la perfección en el resultado; eso está fuera de tus manos. Lo que puedes hacer es hacer tu mejor esfuerzo, lo que podríamos llamar “intención perfecta”. La intención perfecta es perfecta simplemente porque es lo mejor que podría ser en ese momento. Incluye dar el salto cuando tu corazón te lo diga.

No hay garantía de un aterrizaje suave; no hay garantía de que tu toma de riesgos dé sus frutos de la forma en que la calculaste cuidadosamente. Los resultados de tus acciones no están en tus manos. Lo que si es cierto es que si esperas a estar seguro de los resultados, tus acciones llegarán demasiado tarde.

Concéntrate en tu intención; concéntrate en la inhalación antes del salto.

Salta con el corazón lleno.

“Convertirte en primavera significa aceptar el riesgo del invierno.” Antoine de Saint-Exupéry

Comments


bottom of page